31 ene. 2012

Remember and let it go. Forget and move on...

Hey hey, set me free. Stupid cupid, stop picking on me.
Dicen que lo más difícil que hay para los humanos es dejar ir... ¿Dejar ir? Al pasado, a las personas, a lo que conocemos... Los humanos tendemos a aferrarnos a aquello que ya conocemos, sin importar que nos sintamos cómodos alrededor o no. ¿Por qué? Quizás sea un miedo al cambio, no necesariamente nos tiene que desagradar lo que tenemos para querer dejarlo ir.
Como la luna gira en la tierra, tu giras en mi cabeza y temo a dejarte ir. Temo a que, si te dejo ir... Después no te recupero otra vez. El único lugar dónde te tengo es en mis sueños y mi estúpida cabeza y si te dejo salir de ahí, quiero que te quedes...
Dejar ir es duro y muchas veces no es lo que quieres, pero es lo que hace bien. El temor nos lo impide, y muchas veces nuestros sentimientos, pero yo aprendí gracias a muchos errores que hacer caso al corazón y no a la mente es el error. Piensen cuántos problemas no ahorraríamos si no escucháramos el corazón. Claro, comencemos a hablar en metáforas porque sino no se entendería el punto al que quiero llegar...
Nosotros mismos nos confundimos y sólo pienso que a veces, todo eso que queremos tanto, nos hace mal y por el miedo a perderlo, por el sentimiento no lo dejamos ir... ¿Pues saben que pienso yo ahora?
Recuerda y déjalo ir. Perdona y avanza en tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario